Back to top

Golpe de Estado en Bolivia: Declaración de MADRE

En los días posteriores al golpe de estado contra el presidente boliviano Evo Morales, un gobierno derechista no electo ha tomado el poder, elevando a los políticos que han usado discursos de odio para demonizar a los pueblos Indígenas. Las autoridades abrieron fuego contra una protesta dirigida por personas Indígenas en la ciudad de Cochabamba, matando a nueve personas y dejando a docenas más heridas.

En este momento de crisis MADRE apoya a los movimientos sociales progresistas de Bolivia y a los pueblos Indígenas, ya que todavía buscan realizar una visión de justicia económica, ambiental, y el respeto a los derechos individuales y colectivos. Denunciamos los intentos de las fuerzas derechistas, dentro y fuera de Bolivia, de socavar esta visión progresista y expresamos nuestra solidaridad con los esfuerzos para un diálogo nacional de paz.

Bajo el mandato de Morales, el primer jefe de estado Indígena de Bolivia, la pobreza se redujo por tasas precipitadas del 60% en el 2006 al 34,6% en el 2018. La pobreza extrema se redujo por más de la mitad, y la desigualdad de ingresos disminuyó a un 19%. Estas cifras impresionantes son el resultado de una estrategia económica deliberada para redistribuir la riqueza y utilizar el gasto social para beneficiar a los más marginados.

En los últimos años en Bolivia, el idioma, la cultura y los valores de los pueblos Indígenas han recibido una posición casi desconocida en todo el mundo. Por ejemplo, la constitución de Bolivia reconoce el concepto Indígena del Buen Vivir o la importancia de vivir en armonía con otros y con el planeta. La constitución también centra la Economia Comunitaria, e incluso reconoce el trabajo renumerado de las mujeres. Ahora, los golpistas están quemando públicamente la bandera wiphala, un poderoso símbolo Indígena.

La senadora de extrema derecha Jeanine Añez, con su largo historial de odio anti-Indígena, se nombró presidenta interina, a pesar de no tener el quórum del congreso para hacerlo, y fue inmediatamente reconocida por la administración de Trump. Añez ha llenado su gabinete con políticos conservadores ansiosos por derrocar las políticas progresistas de Morales y ha expulsado a cientos de médicos cubanos. El día antes de la represión brutal en Cochabamba, Añez emitió un decreto presidencial que exime a los militares de enjuiciamiento penal en sus intentos de “restaurar el orden”.

Los líderes del golpe de la derecha pretenden anular legislación que protege los derechos de las mujeres, incluyendo la Ley 348 que reconoce el feminicidio y amplía protección contra la violencia de género.

Otra ganancia que los derechistas buscan revertir es la nacionalización de las industrias, una estrategia que Morales empleó para detener la explotación de recursos por extranjeros y garantizar que los beneficios fueran conservados para las comunidades locales. A principio de este mes, Morales canceló un acuerdo con una compañía extranjera para desarrollar yacimientos de litio, como respuesta a las protestas de los miembros de la comunidad.

Estos logros han impulsado a la oposición derechista a utilizar este momento de crisis para consolidar su poder, ya que por mucho tiempo han tratado de socavar el gobierno de Morales.  Ahora, es probable que la decisión sobre el acuerdo de litio se revierta, al mismo tiempo se proyecta que la demanda de baterías de litio aumentará a causa del renovado interés en los automóviles eléctricos. Los defensores de política climáticas deben tener en cuenta la necesidad de justicia en la cadena de suministro cuando adoptan energía y transporte alternativo.

Estamos en solidaridad con los líderes Indígenas bajo ataque. En particular, destacamos la detención ilegítima de Maria Eugenia Choque Quispe, quien fue miembra del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia y del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas. Ha sido detenida desde el 10 de noviembre como una forma de represalia política y se le han negado garantías básicas de derechos humanos durante su detención. Ella y sus familiares han sido amenazados con daños físicos. Nos unimos al llamado de los líderes Indígenas de toda la región para garantizar su seguridad y su libertad inmediata.  Hacemos un llamado para poner fin a la intimidación y acoso de los líderes sociales Indígenas y progresistas.

November 20, 2019